leyendo
Artículos de Divulgación

Apología del terror

Es época de halloween, del día de muertos, de noche de brujas, de honrar a difuntos y de jugar, haciendo remembranza, de todo aquello que es causa cierto miedo, que por lo general, son eventos y/o entes sobrenaturales, que son en su medida, un peligro potencial a la salud física y mental.

Tenemos una idea de que se trata el miedo, en algún momento lo hemos sentido

El miedo o temor es una emoción caracterizada por un intenso sentimiento, habitualmente desagradable, provocado por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado.” “La máxima expresión del miedo es el terror. Además el miedo está relacionado con la ansiedad.

El área del entretenimiento ha logrado sacar provecho de esta sensación, induciendo ya sea un terror prolongado o un terror instantáneo o momentáneo, en todo tipo de segmentos, llámese libros, películas, cortos, videojuegos, actuaciones, entre otros. El objetivo es algo variado, pero por lo general, es mantener una “súper atención” sobre su producto.

Desde el punto de vista biológico, el miedo es una respuesta de defensa del cuerpo, hacia una amenaza contra la salud, mecanismo que proviene del cerebro reptiliano (que se encarga de regular acciones esenciales como respirar, comer) y del sistema límbico (el encargado de realizar todas las funciones de conservación del individuo, formado por varias estructuras cerebrales que gestionan respuestas fisiológicas ante estímulos emocionales).

El miedo produce cambios fisiológicos inmediatos: se incrementa el metabolismo celular, aumenta la presión arterial, la glucosa en la sangre y la actividad cerebral, así como la coagulación sanguínea. El sistema inmunitario se detiene (al igual que toda función no esencial, que mas bien sucede que los compuestos que son encargados para estimularlas dejan de producirse masivamente), la sangre fluye a los músculos mayores (especialmente a las extremidades inferiores, en preparación para la huida) y el corazón bombea sangre a gran velocidad para llevar hormonas a las células (especialmente adrenalina). También se producen importantes modificaciones faciales: agrandamiento de los ojos para mejorar la visión, dilatación de las pupilas para facilitar la admisión de luz, la frente se arruga y los labios se estiran horizontalmente.

Como el sistema límbico fija su atención en el objeto amenazante, los lóbulos frontales (encargados de cambiar la atención consciente de una cosa a otra) se desactivan parcialmente.

Regresando al entretenimiento, vemos que los elementos biológicos asociados al miedo, causan una “súper atención” al elemento que nos está asustando en el momento y comenzamos a poner alerta a los detalles, tanto como nos es posible.

El temor genera una cosas importante, retención en la memoria del elemento que da miedo (para saber como actuar ante la amenaza o de que trata si vuelve a suceder) como por ejemplo: cuando vamos a una atracción en alguna feria, la clásica casa embrujada, decidimos participar en una “puesta teatral” donde nos encontramos con monstruos (actores disfrazados) y elementos que nos causan sustos momentáneos (una ficticia amenaza a la salud), generan una sorpresa y estamos casi obligados a mantener nuestros sentidos alerta todo el tiempo, mientras permanecemos en la atracción; al salir terminamos con altas o moderadas dosis de adrenalina y recordaremos elementos, un monstruo específico y como actuar, en defensa, en la misma o en alguna parecida casa embrujada, en la que decidamos meternos.

Cuando se habla de terror o miedo suelo hacer dos diferenciaciones, una el momentáneo y otra el prolongado, ¿Por qué? Bueno la razón es sencilla (y es una cuestión un tanto personal) el terror momentáneo genera una reacción más física y biológica que otra cosa, en terror prolongado genera una reacción psicológica y es ésta la que me parece más fascinante, pues hay una amplia cantidad de elementos y formas para inducir un terror, que no solo está presente mientras el consumidor presencia el producto, si no que además el usuario se lleva ese terror fuera del producto con su imaginario.

El vídeo anterior es un ejemplo típico de un “screamer” que como su traducción lo dice: es un grito (o llámese alteración sonora) acompañado de una imagen horrenda, que causa un terror momentáneo.

Para el terror momentáneo existe una gama más amplia de ejemplos, por el lado “ficticio” están las creepypastas, películas y videojuegos de terror psicológico, leyendas urbanas, fotografías o imágenes, libros (El resplandor) y por el lado real tenemos de igual manera hechos o historias verídicas, de asesinos, de eventos que sobrepasan la imaginación, de hechos que aún no tienen una explicación razonable y que llegan a perturbar por el hecho de que en verdad paso y nos hace cuestionarnos si le paso a alguien que no la debía ni la temía también me puede pasar a mi. La combinación de ficción con realidad pueden generar una diversidad de terrores a largo plazo aún más amplia, como se suele usar en las creepypastas y en la narrativa al romper el cuarto muro, involucrando al consumidor o a su entorno, dentro del evento o historia.

La inexpresiva

Hay un ¿Por qué del miedo? Por adrenalina, por experimentar, por llamar la atención del publico, porque se aprendió (en el caso de fobias), por supervivencia; hay un ¿Cómo? Alterando los sentidos y ponerlos alerta o en suspenso, haciendo uso de los recursos que disponemos de la mejor manera. El miedo es una sensación de lo más interesante y mientras sigamos siendo  mortales y animales esa sensación seguirá existiendo… ¿Por qué no “jugar” un poco con ella, por qué no enfrentarla?.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Actualizaciones de Twitter

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: