leyendo
Artículos de Divulgación

El top de las Infecciosas

A lo largo de la historia se han desarrollado en diferentes partes del mundo enfermedades que en su momento fueron letales para las poblaciones en las que éstas se desenvolvieron, inclusive terminaron con muchas vidas en determinado momento (es lo que se conoce como una “pandemia” que significa enfermedad de todo un pueblo a lo largo de un área geográficamente extensa), inclusive muchas de éstas siguen siendo las causas de muertes en todo el mundo.

Ahora se sabe que las enfermedades pueden contagiarse de diferentes formas, que tienen su propio mecanismo de infección y que las causas pueden ser varias por ejemplo virus, bacterias, protozoarios, entre otras.

En esta ocasión nos dimos a la tarea de buscar cinco de las enfermedades que han causado un gran número de muertes en todo el mundo, las que tomamos en cuenta no son las más mortales ya que tratamos de que fueran representativas, y que variaran en los agentes infecciosos que las provocan.

En primer lugar tenemos la enfermedad Cólera, la cual ha causado varias epidemias de alcance casi mundial, a principios siglo XIX en la India, Europa y América; y en 1991 en varios países de America del Sur que se difundió rápidamente. Fue descubierta por Filippo Pacini en 1854.

Esta enfermedad es causada por la exotoxina de vibrio cholerae. Una exotoxina es una sustancia generada por el microorganismo, éstas pueden ser letales para la persona que los porta ya que tienen la capacidad de destruir sus células, alterar el funcionamiento de las mismas, entre otras cosas; además que ayudan a que la bacteria colonice con mayor facilidad la células del hospedador.

Este padecimiento representa la enfermedad más deshidratante que se conoce hasta ahora, se adquiere por ingestión de agua, alimentos y bebidas contaminadas. El tiempo que necesita para desarrollarse es de tres horas a tres días. Con lo que respecta a los síntomas aparecen repentinamente caracterizándose, principalmente, por una fiebre moderada, vómito y diarrea. Su letalidad se debe por los grados de deshidratación que provoca debido al bajo volumen de agua en el torrente sanguíneo.

Número 2: Tuberculosis, esta es una enfermedad afecta los pulmones y es causada por una la bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis. No precisamente a generado una pandemia pero es la segunda causa mundial de mortalidad, después del SIDA, causada por un agente infeccioso. Aunque, lentamente, está disminuyendo el número  de personas que enferman, además de que es curable y prevenible.

La infección se transmite de persona a persona a través del aire. Cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe, expulsa microorganismos al aire, donde cualquier persona está expuesta a quedar contagiado. Los síntomas son: tos productiva, es decir, que tiene una gran cantidad de mucosidad (a veces con sangre), fiebre, sudores nocturnos, pérdida de peso, entre otros: éstos pueden ser leves pero persistentes, es decir, por lapsos de tiempo muy largos y sin poder ser curados y si no reciben el tratamiento adecuado generan la muerte. La tuberculosis se puede tratar mediante la administración de antibióticos durante seis meses, y consiste en una combinación de cuatro de este tipo de  medicamentos. Este tipo de tratamiento se ha venido usando por mucho tiempo y la resistencia a ellos está aumentando (recordarán el artículo anterior Súperbichos: sobrevivientes de batalla).

Ahora bien, veremos cómo es que este bicho hace de las suyas: cuando este ingresa a los pulmones se activa la alarma de nuestro sistema inmunitario, que hace que la primera línea de defensa salga a batalla a tratar de eliminar al enemigo: unas células llamadas macrófagos, pero estos valientes soldados son incapaces de destruir al bicho, de hecho el condenado es capaz de ingresar a estos e infectarlos, activando así, otras líneas de defensa; pero este microorganismo es un hueso duro de roer, ya que tiene muchos trucos bajo la manga y sin la ayuda de los antibióticos muy difícilmente el sistema inmune ganara la batalla.

Finalmente un dato muy importante es que la tuberculosis es la causa principal de muerte de las personas infectadas por el VIH, pues causa una cuarta parte de las defunciones en este grupo, lo que nos lleva a nuestra siguiente estrella.

Posición número 3: SIDA (síndrome de la inmunodeficiencia adquirida); Seguramente  ésta te suena más y es que es una de las causas de muerte más famosas en este siglo. Es causada por un virus denominado virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Este virus ataca al sistema inmunitario, dejando al organismo vulnerable a una gran variedad de infecciones y cánceres potencialmente mortales, como la tuberculosis.

Como es bien sabido ahora, éste se transmite por vía sexual, sólo cuando hay penetración, por contacto directo en cortaduras entre una persona infectada con otra sana o por utensilios que faciliten este contacto. El único tratamiento que existe hasta ahora es el uso de antirretrovirales, que inhiben enzimas esenciales, la transcriptasa reversa, retrotranscriptasa o la proteasa, con lo que reducen la replicación del VIH. Con estos tratamientos se puede controlar, pero no es curable lo que nos deja como única alternativa la prevención, es decir, practicar sexo seguro empleando condones.

¿Cómo infecta este virus? Como ya nos imaginamos, cuando este virus ingresa a nuestro organismo nuestro sistema inmune no tarda en presentarse para luchar contra el agente infeccioso, lo que hace especial a este virus es que el lugar donde le gusta infectar es precisamente los glóbulos blancos y anticuerpos que forman parte del sistema inmune, en especial les gustan los linfocitos CD4. El condenado virus entra a estas células y transforma su marerial genético de cadena simple (ARN) a uno de cadena doble (ADN), y así de la nada comienza a hacer uso de la maquinaria del huésped para generar más virus como el saliendo después de esta célula no sin antes destruirla, y este ciclo se repite y se repite, lo que provoca una disminución de las células  CD4 en la persona que ha sido infectada lo que la hace susceptible a un sinfín de enfermedades. Así que las personas no mueren a causa de este virus, sino de que contraen enfermedades con las que su sistema inmune no puede luchar por más simples que sean, porque no cuenta con su arsenal para combatir.

Número 4: Ebola es transmitido por el virus Ébola. Éste se transmite por contacto directo con líquidos corporales infectados como la sangre, la saliva, el sudor, la orina y el vómito. Los primeros síntomas se caracterizan por fiebre alta, dolor muscular severo, diferentes molestias en la cabeza. Después de una semana aproximadamente, surge en  el cuerpo una erupción, frecuentemente hemorrágica, lo que provoca la muerte gracias a la gran pérdida de sangre.

La primera pandemia se registro en 1976 en el Congo y después sugio en diferentes años y lugares. Esta enfermadad no tiene cura y ningún tratamiento específico. Lo único que se realiza en estos casos es mantener la vida de la persona mediante métodos de resucitación y controlar las hemorragias en medida de lo posible.

Número 5: malaria o paludismo. Esta enfermedad es producida por un protozoario del género Plasmodium, y es causado por varias especies de este género como Plasmodium falciparum, P. vivax, P. malariae, P. ovale. Esta enfermedad es de suma importancia ya que hasta el día de hoy sigue causando la muerte a una gran cantidad de personas sobre todo en el continente Africano. 

Es transmitida a los humanos únicamente por la picadura de un mosquito del género Anapholes. Se ha descubierto que la única forma de contagio directo entre las personas se da si una mujer embarazada lo pasa a su hijo, durante la gestación, es decir, sólo se adquiere cuando un mosquito pica a alguien infectado y después a alguien que se encuentra sano; por lo que se puede estar y convivir con una persona que se halla enferma siempre y cuando no se encuentren mosquitos de este género en los alrededores.

Los síntomas de este padecimiento son muy variados, pero los que se presentan con mayor frecuencia son: fiebre con escalofríos, sudoración y dolor de cabeza. En algunos casos se puede presentar náuseas con vómitos, tos, defecación con sangre, dolor muscular y alteración en el sistema nervioso central y algunos otros síntomas variantes.

Respecto a los estudios sobre esta enfermedad se comenzaron desde 1880, con Charles Louis Alphonse Laveran, quien observó por primera vez parásitos dentro de los glóbulos rojos de personas con malaria. Pero fue hasta 1898 que Sir Ronald Ross demostró que la malaria era transmitida por los mosquitos, gracias a sus investigaciones en la India.

Ahora bien hablaremos de cómo es que este microorganismo lleva a cabo la infección, en este caso de Plasmodium vivax; la mosquito hembra del género Anopholes (ya que sólo la hembra es la que infecta a los humanos puesto que se alimenta de la sangre, mientras que los mosquitos machos se alimentan de la fruta) al momento de picar a una persona, este microorganismo pasa a la persona y se va directamente al hígado, donde se multiplican dentro de las células hepáticas y de ahí pasan a la sangre, donde infectan a los glóbulos rojos y se multiplican más hasta que rompen este pequeño saquito (los glóbulos rojos son pequeños discos que no poseen núcleo ni mitocondrias, su principal función es transportar el oxigeno a las demás células). La forma de infectar varia muy poco entre los diferentes géneros de   Plasmodium.

Como nos podemos dar cuenta la forma de contraer una enfermedad varía mucho puede ser provocada por contacto sexual, comida o agua contaminados, algún fluido humano, la picadura de un insecto, entre muchos otros. Es por lo mismo que tenemos que ser muy cuidadosos ya que es muy fácil contraer alguna enfermedad, desde algo tan simple como una gripa hasta una enfermedad que no tenga cura. Cabe destacar que actualmente se está trabajando para encontrar vacunas contra todos estos padecimientos y muchos otro,  para erradicar completamente estos males.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Actualizaciones de Twitter

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: