leyendo
Artículos de Divulgación

Dios también juega a los dados

Tienes los ojos de tu madre, sacaste el color de cabello del abuelo, te pareces tanto a tu padre… ¿Cuántas veces no hemos escuchado alguna de estas afirmaciones o algo similar? Supongo que muchas más de las que se podrían contar, ya que siempre nos están buscando parecido con algún miembro de la familia, y es que nuestras facciones son las que nos delatan. La pregunta en este caso es ¿cómo  es que  podemos sacar rasgos que nos hagan parecer a nuestros padres, abuelos, tíos, etc.? Bueno pues este tipo de características se llaman “características fenotípicas”; los fenotipos son  los rasgos físicos y de conducta, que se expresan de un determinado  “genotipo”, a su vez un genotipo es la información genética en forma de ADN, característica de un solo individuo y  que es el resultado de la combinación del material genético de su madre y de su padre.

¿?¿?¿?……………..

¡Huy! Ahora sí que estamos metidos en un gran embrollo con tantas definiciones raras. Así que comencemos: el termino genética se refiere al estudio de la información hereditaria y como es que ésta influye en la apariencia de los individuos, pero sobre todo estudia cómo es que estas características se transmiten de generación en generación. Esto es sumamente importante, ya que si en algún momento se pudiera saber con exactitud las secuencias genéticas entonces se podrían prevenir muchas enfermedades, alteraciones hereditarias, inclusive se ha pensado en la posibilidad de poder crear individuos genéticamente perfectos, pero esto es otra historia.

Como estamos tratando de descifrar lo anterior, ha llegado la hora de presentar al protagonista, con ustedes: ¡el ADN! o ácido desoxirribonucléico, éste está formado una gran cadena de moléculas llamadas nucleótidos, y cada nucleótido está formado por un azúcar (desoxirribosa), un grupo fosfato y una base nitrogenada, la cual únicamente pueden ser: adenina (A), timina (T), citocina (C) y guanina (G). Estas bases son muy importantes ya que dependiendo de cómo se acomoden estas cuatro bases nitrogenadas a lo largo de la cadena será como se traducirá el mensaje… Esto nos lleva a otro punto muy importante y que, en el bajo mundo, se conoce como el Dogma Central de la Biología Molecular: el cual a grandes rasgos, establece lo que a continuación verán en la imagen siguiente:

No profundizaremos mucho en este punto lo que si les mencionaré es que puede haber transferencia de ARN a ADN pero jamás habrá un flujo de proteína a ARN o a ADN.

Regresando al ADN, el acomodamiento de este grupo de moléculas es sumamente largo y es una doble cadena, de acuerdo a la base nitrogenada que se encuentre de un lado de la cadena será su complementaria en la cadena contraria, es decir, adenina con timina y citocina con guanina. Además, la cadena de ADN se encuentra súper enrollada, para ejemplificar su forma imaginen un lazo como los que utilizan las mamás para colgar la ropa recién lavada y todavía a ese lazo enrollado lo más que se pueda para meterlo en una cajita de huevo kínder. Así pues cada persona contiene un paquete de  ADN, y a un fragmento de este acomodo único le llamamos “genotipo”. Este arreglo de ADN se forma de la combinación del ADN de ambos padres y no puede ser la misma combinación de “genotipos” para un individuo que para el resto de sus hermanos, aún si son hermanos gemelos, ya que como lo había mencionado con anterioridad, el ADN es una cadena muy larga y al combinarse solo se pasan algunos genes (a parte de que no todos los rasgos se expresan). Ahora se preguntarán ¿de qué depende que se expresen los genotipos o que se tenga ciertas características que nos hagan muy parecidos a nuestros padres?

Pues a ciencia cierta contestar estas preguntas sigue siendo un reto para la genética y para quienes la estudian, ya que se puede sacar la probabilidad con base a muchas teorías y acercarnos mucho a una respuesta certera, pero nunca al 100%.

Sólo nos queda pensar que Dios también juega a lanzar los dados…

Anuncios

Comentarios

2 comentarios en “Dios también juega a los dados

  1. Ammm.. amiga linda tu deduccion pero… o por dios, veo de dos sopas, o….. necesito ver los dados de dios jajaja o aprender mas de genetica 😛 T kiero.

    Publicado por Chirrinis | 20/03/2012, 11:46 PM

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Súperbichos: sobrevivientes de batalla « La Comunidad de la Ciencia - 02/04/2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Actualizaciones de Twitter

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: