leyendo
Artículos de Divulgación

Y la célula dijo: ¡Hágase la luz!

Sin duda, una de las aplicaciones que mejor demuestran nuestra capacidad de comprender y “controlar” fenómenos relacionados con la luz es el láser. Si hay duda a lo que me refiero con un láser, podemos pensar en los aparatos reproductores de discos, de aquellos utilizados para señalar, de los lectores de códigos de barras en los centros comerciales, entre otros usos cotidianos. Pues bien, como breviario cultural, el uso de los láseres no sólo se remite a lo mencionado previamente, éstos son utilizados para determinar distancias para su aplicación en la artillería y en la ciencia (para determinar la distancia entre la Tierra y la Luna, por ejemplo), para esterilizar equipo médico; en resumen su uso se encuentra en una gran cantidad de aplicaciones en diferentes áreas.

Definiendo ahora con palabras qué es un láser, podemos decir que se trata de un dispositivo que por medio de una estimulación (provocada por una batería o alguna conexión a la red eléctrica) genera un haz de luz con cierta energía, que al pasar por un amplificador, lo hace más potente y éste se dirige en una sola dirección.

Si bien los láseres comunes son hechos a base de materiales orgánicos e inorgánicos que pueden encontrarse en cualquier estado (sólido, líquido, gaseoso y hasta en plasma), recientemente, investigadores del Centro Wellman de Fotomedicina, han logrado obtener emisión de luz láser ¡a partir de células!.

Para lograr esto, Malte Gather y Seok-Hyun Yun, modificaron genéticamente una célula embrionaria renal, introduciendo en ella un gen codificante para la expresión de proteínas verde fluorescente (GFP). En su experimento esta proteína, que es utilizada para marcar genes en estudio, actuó como el material (el cual a partir de la estimulación, en este caso un láser microscópico de luz azul) que provocaría el haz de luz, y colocando nanoespejos (espejos muy muy pequeños) en el interior de la célula para direccionar el haz de luz.

Como resultados de su experimento, obtuvieron un láser unicelular con alta direccionalidad y características específicas. Además que las células permanecieron vivas después de emitir luz láser durante largos lapsos.

La aplicación de este tipo de tecnología aún no es muy clara, pero se espera que estos efectos sean útiles para desarrollar técnicas de monitoreo celular. Igual y dentro de algunos años cuando nos encontremos en una exposición la persona al frente interrumpa por un momento la explicación debido a que las células de su láser “dejaron de funcionar”.

Anuncios

Acerca de jorg2491

Fan de la música, la ciencia, química, deporte, videojuegos! :9

Comentarios

Un comentario en “Y la célula dijo: ¡Hágase la luz!

  1. Me encanto.. (y) muy bueno Jorch y la fuente. En verdad es interesante

    Animo chicos en verdd su blog es muy bueno FELICIDADES…!!!!!

    Publicado por Chirrinis | 21/03/2012, 12:38 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Actualizaciones de Twitter

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: